FORMACIÓN BONIFICADA PARA TRABAJADORES

A través de las bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social, la empresa puede realizar cursos para sus trabajadores, así como financiar la formación individual de un trabajador

Empresas beneficiarias:

Las empresas disponen de un crédito de carácter anual para la formación que podrán hacer efectivo mediante la aplicación de bonificaciones a la Seguridad Social una vez realizada la formación. (Real Decreto 395/2007 de 23 de marzo y Orden TAS/2307/2007 de 27 de julio).
Son beneficiarias de las bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social todas las empresas que tengan centros de trabajo en el territorio estatal, cualquiera que sea su tamaño y ubicación, desarrollen formación para sus trabajadores/as y coticen por Formación Profesional al la Seguridad Social.

En qué consisten

Son cursos de formación que pueden realizar las empresas, el importe pagado para su realización es bonificado en las cuotas de los seguros sociales.
Dicho credito formativo, va en funcion al numero de trabajadores que tenga la empresa, se calcula en función de las cotizaciones realizadas en el año anterior  . Por lo tanto, si no se dispone o utiliza dicho crédito anualmente realizando algún curso, se pierde el mismo, ya que no es acumulativo de un año para otro.

El crédito mínimo del que dispone una empresa (en el caso de empresas pequeñas) es de 420€ anuales.

Número de trabajadores % de Bonificación % de Aportación Privada
1 a 5 420 euros 0 %
6 a 9 100 % 0 %
10 a 49 75 % 10 %
50 a 249 60 % 20 %
> 249 50 % 40 %

PERMISO INDIVIDUAL DE FORMACIÓN (PIF)

REQUISITO

-La formación debe estar reconocida mediante:

* Acreditación oficial: expedida por la Administración competente y publicada en el BOE.
* Titulación oficial: expedida por las Administraciones educativas, con validez en todo el territorio estatal y publicadas en el BOE.
* Títulos de Formación Profesional y certificados de profesionalidad.
* Acreditación de competencias para el ejercicio de una ocupación u oficio.
Su objeto debe ser tanto el desarrollo técnico-profesional como la formación personal del trabajador.
No debe estar incluida en los cursos desarrollados por la empresa.

La modalidad de impartición debe ser presencial. En el caso de tratarse de formación a distancia o teleformación, se admitirá la parte presencial.

CÁLCULO DEL CRÉDITO

La empresa podrá financiar los costes salariales del trabajador con el crédito anual de bonificaciones (5%) Además, puede beneficiarse de un crédito adicional previsto para los P.I.F. (bolsa de horas).

Si la empresa no ha dispuesto de toda la ayuda económica (crédito) para acciones formativas, puede destinar esa cantidad a la realización de P.I.F. El importe del crédito adicional, que opera cuando se supera el 5% del crédito anual, será el equivalente a los costes salariales de las horas de disfrute del permiso (se mide en horas y no en coste económico) con los siguientes límites:

El crédito disponible para acciones en empresas, puede destinarse para financiar permisos individuales

TRABAJADORES/AS QUE PUEDEN BENEFICIARSE DE FORMACIÓN SUSCEPTIBLE A BONIFICACIÓN

– Asalariados que prestan servicio en empresas, o entidades públicas no incluidas en acuerdos de formación con la Administración Pública, cuya acreditación se puede conseguir mediante la firma del representante de la entidad pública correspondiente.

  • Asalariados que prestan servicio en empresas, o entidades públicas no incluidas en acuerdos de formación con la Administración Pública, cuya acreditación se puede conseguir mediante la firma del representante de la entidad pública correspondiente.
  • Fijos discontinuos en periodos de no ocupación que accedan a situación de desempleo cuando se encontraban en periodo formativo.
  • Acogidos a regulación de empleo en periodos de suspensión de empleo por expediente autorizado.
  • La participación en acciones formativas por parte de los trabajadores/as no puede superar las 8 horas diarias.

TRABAJADORES/AS QUE NO PUEDEN BENEFICIARSE DE FORMACIÓN SUSCEPTIBLE A BONIFICACIÓN
  • Personal en prácticas no laborales, ni personal perteneciente a ETT.
  • Autónomos ni personal de Administraciones Públicas.
  • A su vez queda prohibida la simulación de contrato laboral con el único fin de que el trabajador participe en la acción formativa.